La astronomía siempre ha llamado la atención de la gente aunque no lo supieran. Quién no ha mirado de niño un día desde su ventana el cielo nocturno y se ha preguntado ¿qué es eso que veo?, o ¿qué habrá ahí fuera que yo no alcanzo a ver? Pues esas preguntas son las que hacen que la astronomía surja en nuestro interior, esa curiosidad que no sabemos resolver es lo que hace que las personas se conviertan en astrónomas. La astronomía es la rama de la ciencia que estudia todos los cuerpos celestes del universo, y no solo los objetos celestes en sí, sino su movimiento, los fenómenos que estos provocan y la misma creación y formación del universo a través de este estudio.

Aunque parezca una rama de la ciencia complicada, o solo apta para los estudiosos del universo, la astronomía es considerada por la mayor parte de la gente como un hobby, algo que te hace sentir bien cuando resuelves por ti mismo/a enigmas que escapan a la comprensión de muchos y algo que te hace desarrollarte como persona. El caso es que muchos de nosotros/as nos sentimos amedrentados/as por el hecho de que la astronomía es difícil, pero aquí os traemos todo lo que necesitáis saber para iniciaros en la astronomía y poder compartir con los/as más pequeños/as este maravilloso mundo.

universo_astronomia_dummies

¿Qué necesitas para iniciarte en la astronomía?

Aunque no lo parezca el cielo nocturno cambia constantemente, aunque siempre nos parezca ver los mismos puntos brillantes no están siempre en el mismo lugar. Por esa razón, lo primero que necesitamos es saber qué estamos viendo o qué tenemos encima de nosotros y podemos ver. Para ello necesitamos un mapa celeste. 

Un mapa celeste es un plano que nos muestra las estrellas que están en nuestro campo de visión. Estos mapas son específicos para una fecha en concreto y para una localización, dado que no son las mismas estrellas las que se ven en enero que las que se ven en junio, y no son las mismas en el hemisferio norte que en el hemisferio sur. Estos mapas celestes pueden parecer difíciles de encontrar, pero ahora hay un montón de aplicaciones gratuitas que los contienen, o podemos encontrarlos en los planisferios. Estos planisferios son unos mapas móviles en los que tenemos que marcar la fecha en la que vamos a mirar el cielo y se nos mostrará el mapa celeste de ese día. Se venden en planetarios y museos, o en las librerías, pero la mejor forma de obtenerlo y la más divertida es hacerlo tú mismo/a o con los/as más pequeños/as de la casa. Para ello se pueden seguir algunos tutoriales que podemos encontrar en internet como este de la Agrupación Astronómica Magallanes.

El uso del planisferio es muy sencillo, giramos la esfera hasta que la marca de la pieza central señale la fecha de la noche en la que miraremos las estrellas y se nos mostrará el mapa de las estrellas que podremos ver sobre nosotros.

¿A dónde debo ir para ver las estrellas?

Cuando ya sabemos lo que podremos ver, nos toca decidir dónde estaremos para verlo. Esta cuestión se hace más difícil de responder a medida que la evolución humana avanza dado que el crecimiento exponencial de las ciudades hace que aumente la contaminación lumínica de muchas zonas. Esta contaminación provoca que los/as astrónomos/as que viven en las ciudades grandes se tengan que desplazar grandes distancias para poder disfrutar de su hobby. 

No hay una respuesta certera sobre qué lugar es mejor para ver las estrellas, por ejemplo, en lo alto de una montaña no tendrás interacción de nubes ni contaminación baja, pero tendrás la interacción de contaminación lumínica de las ciudades cercanas. En una playa tienes la ventaja de que apuntando hacia el mar no hay ciudades por lo que la contaminación lumínica será menor pero tendrás más capa de atmósfera que la luz debe atravesar y posiblemente contaminación que te obstaculice un poco la visión. Por eso lo mejor es que pruebes en distintos lugares cerca de tu zona y compruebes cuál es el que te ofrece mejores condiciones de visibilidad.

¿Cuáles son las mejores condiciones para observar las estrellas y la luna?

Las condiciones que necesitamos son, en primer lugar, un cielo despejado en la medida de lo posible, en este caso el mayor condicionante que podemos tener es la luna. Si queremos ver la luna y sus caracteres y cordilleras, obviamente necesitamos que está presente, y cuanto más iluminada mejor. El caso es que no siempre el astro será el personaje principal de nuestras escapadas por lo que necesitaremos que nos contamine lo menos posible. Por esa razón para ver estrellas y demás astros necesitamos que la luna no sea visible o que esté en cuarto creciente, dado que solo aparecerá al principio de la noche y luego se irá. En esas condiciones estaremos ante un cielo perfecto para ver el cosmos.

¿Cómo empezar a observar el cosmos?

La mejor manera de comenzar es a ojo, como siempre se hizo. Comienza por familiarizarte con los mapas celestes y a reconocer constelaciones y planetas que son observables a simple vista. De este modo podemos abarcar una gran parte de lo que la astronomía ofrece. 

El siguiente paso es usar unos prismáticos, con unos simples de unos 7 o 10 aumentos podremos ver perfectamente los caracteres y cordilleras de la Luna, los planetas y lunas de Júpiter y alguna galaxia de grandes dimensiones. Con unos buenos prismáticos tendremos astronomía para algunos años dado que hay mucho que ver en el cielo. 

El momento crítico de todo fan de la astronomía es la compra de un telescopio. Este dispositivo nos permite ir más allá de la visión que tenemos del cosmos y contemplar claramente planetas y galaxias más lejanas de lo que podemos imaginar. El caso es que estos dispositivos son caros, y difíciles de manejar y transportar, por eso la elección del telescopio a comprar es la más dura del mundo de la astronomía. 

Por eso antes de comprar ningún telescopio te recomendamos que entres en alguna asociación de aficionados a la astronomía que se encuentran por todo el mundo. Estas asociaciones suelen celebrar eventos de observación y juntan a profesionales con aficionados de modo que allí podrás probar diferentes telescopios y hablar con la gente de cuál es el apropiado para tus conocimientos y para lo que tú quieres observar. 

De todos modos puedes invertir en un telescopio pequeño en principio antes de pasar a uno super profesional que es más caro y difícil de manejar, de este modo cuando no tengas mucho tiempo y quieras hacer una escapada puedes llevarte el pequeño y no invertir un gran tiempo en montar y calibrar el grande.

Consejos para iniciarse en la astronomía

El mejor consejo que se puede dar es abrigarse, dado que aunque sea verano, al estar quieto durante la noche en el exterior se nota el frío. El otro consejo es ir siempre acompañado, la compañía es lo que hace divertida la astronomía dado que si observas algo impresionante siempre tendrás con quien compartir la experiencia. 

Algo a tener en cuenta es la paciencia, tenemos que entender que el universo es caótico, y que nada se va a poner a disposición de nuestros deseos. Si salimos de casa con un cielo despejado y después de gastar el tiempo en montar el telescopio y calibrar, el cielo se nubla, no debemos desesperarnos dado que esta ciencia se basa en la paciencia de esperar lo que queremos encontrar.

Recursos para iniciarse en la astronomía

En internet podremos encontrar infinidad de recursos para astronomía. Los más utilizados por principiantes son las apps de astronomía entre ellas las que podemos encontrar SkEye que es un planisferio con giroscopio, eso quiere decir que si giramos el móvil nos mostrará exactamente qué astros tenemos sobre nuestra cabeza. 

Otra app de este estilo es SkyMap que cuenta con un montón de funcionalidades como órbitas de cometas y calendarios de lluvias de meteoros. 

Con la app Fases de la Luna tendrás un calendario preciso de cómo se encuentra la Luna, por dónde saldrá y por dónde se pondrá además de eventos como lunas de sangre y otros eventos de nuestro satélite. 

Hablando de satélites también tenemos la app SatTrack que nos indica por dónde están circulando la mayor parte de los satélites artificiales que viajan por nuestra atmósfera así como de la estación espacial internacional, por si te cansas de ver astros naturales.

Esperamos que este post te haya servido para perder el miedo a iniciarte en la astronomía o para ganar curiosidad. ¡Nos vemos en las noches estrelladas! 😉