En el post anterior de programación os hablamos de los beneficios que esta actividad tenía para vuestros hijos/as. Ahora llegó el momento de enseñaros distintas herramientas que podéis utilizar con ellos/as en casa en función de su edad. Cuando hablamos de programación no siempre la edad es determinante, debemos tomarla tan sólo como referencia y basarnos sobre todo en sus conocimientos y capacidades.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de la gran cantidad de programas que existen para iniciarse en el mundo de la programación. Fueron escogidos especialmente porque pueden ser disfrutados en castellano, de forma gratuita y con entornos muy intuitivos.

Iniciación (a partir de los 4 – 5 años)

La combinación de robótica y programación es la forma más atractiva de enganchar a nuestros pequeños/as al mundo de la programación.

El Escornabot será la primera de nuestras recomendaciones. Un robot de software y hardware libre en el que los niños/as, a través de botones, podrán ir creando secuencias de movimientos. La posibilidad de que los niños/las creen sus propios escenarios, circuitos… hace del Escornabot una herramienta de gran utilidad. Muchas veces también se usa para aprender de forma más divertida matemáticas, geografía y demás materias, pues podemos relacionar conceptos, una cuenta con su resultado… llevando al Escornabot al lugar correcto.

Otro robot que debemos tener presente si queremos enseñar a nuestros hijos/as a programar es el Ozobot. Este robot está diseñado para interpretar códigos de colores, podemos programarlo utilizando únicamente papel, rotuladores y creatividad. Alucinante, ¿verdad? Lo bueno de este robot es que a medida que el niño/a crece la manera de programarlo se puede ir complicando. Utilizando el programa OzoBlockly y a través de un lenguaje visual (en bloques), pueden dársele instrucciones mucho más complejas.

Pero, ¿qué es esto del lenguaje en bloques? Cuando pensamos en programación pensamos en un lenguaje de código escrito, con símbolos, números… algo que nos parece indescifrable. Por eso se creó el lenguaje en bloques, para hacer la programación más accesible a las personas. Ya no se trata de “picar código” como hablan los programadores, sino de usar bloques, que unidos unos con otros como si de un puzzle se tratara consiguen que sucedan cosas maravillosas. Pero no debemos olvidar que detrás de cada uno de estos bloques existen líneas de programación sin las cuales nada sucedería.

Pasamos ahora a uno de los programas más utilizado y conocido para enseñar programación a niños/as, el Scratch. Pero sabías que existe un Scratch JR para los más pequeños/as? Se trata de una aplicación gratuita, para móvil y tablet, en la que los niños/as utilizan la programación por bloques para crear historias y juegos. A diferencia del Scratch tiene un contexto aún más atractivo y un número de bloques mucho más reducido, pero es perfecto para iniciarse en la programación y entender la lógica computacional.

También podemos iniciarlos en la programacion con medios más analógicos. Os recomendamos un juego de mesa, el Robot Turtles, que sigue un poco la mecánica del Escornabot pero a través de cartas y con un tablero. Se trata de ir moviendo una tortuga en un circuito y superando obstáculos.

Otras formas interesantes son a través de juegos de animación. Hacer que se conviertan en robots que manejamos a través de órdenes o incluso crear un código propio con sonidos, colores o palabra inventados. ¡El vínculo entre creatividad y programación no tiene límites!

Principiante (a partir de los 7 – 8 años)

Toca volver a hablar del Scratch, el lenguaje de programación por bloques creado en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en el año 2003, que con el lema “Imagina, Programa, Comparte” hizo accesible la programación a todas las personas, incluyendo también a los más pequeños/as. Existe una versión online en la que puedes unirte a la comunidad de “ Scrathers” y compartir tus proyectos, y otra versión offline para trabajar desde el Escritorio del ordenador. Actualmente se encuentra en la versión 2, pero este verano está previsto que salga a la luz la nueva versión ( Scratch 3), ¿qué sorpresas nos traerá?

El abanico de posibilidades que nos proporciona el Scratch va más allá de programar historias o juegos, podemos utilizarlo para programar hardware llegando a hacer cosas increíbles. Dos aliados de este lenguaje de programación son la Raspberry Pi y Arduino. Raspberry Pi y Scratch nos permiten conectar nuestras programaciones con leds, botones, sensores, servos… que podemos programar sin necesidad de utilizar código “puro”. Lo mismo ocurre con Arduino y el Scratch 4 Arduino (S4A), permitiendo programar las placas de Arduino sin necesidad aún de dar el salto al lenguaje de texto.

raspberry_programar_educación_vermislab

Scratch abrió la puerta de la programación al mundo y sirvió de inspiración a otros programas que se fueron creando con el paso de los años, como el mBlock, Blockly o Visualino (Arduino), entre otros. Los cuales utilizan el mismo sistema de bloques, pero a mayores tienen la ventaja de poder ver el código que hay detrás de cada “puzzle”, lo que resulta muy interesante ya que pronto se acercará el momento de dar el salto a “picar código” 😀

También para estas edades os recomendamos un juego de mesa, el Codey Monkey Island. Se trata de un juego de cartas, pero en el que ya se introducen elementos más complejos de programación.

Intermedio ( a partir de 11 – 12 años)

Llegó el momento de dar los primeros pasos en la programación con código y qué mejor forma de hacerlo que jugando. CodeCombat es un juego de rol online en el que tendremos que ir consiguiendo piedras preciosas y luchando con malvados a medida que avanzamos en los diferentes niveles. ¿Cómo se juega? ¡Programando!

CodeCombat acepta varios lenguajes de programación, los más destacados y utilizados Python y JavaScript. Empieza desde lo más básico y a medida que avanzamos en los niveles se va complicando, pero siempre con el apoyo de pistas que nos va dando el juego y ejemplos del código. Incluso existe una forma de juego de multijugador, lo que sin duda lo hace mucho más interesante.

En el nivel intermedio también podemos recurrir de nuevo a Arduino, pero esta vez sin apoyarnos en bloques. ¡Ya toca escribir! Utilizando Arduino ID (Entorno de Desarrollo Integrado) podemos escribir código que el Arduino entiende y así programar una infinidad de sensores y componentes electrónicos. No es de los lenguajes más complejos, por eso es bueno para iniciarse en la programación.

Otra aplicación muy interesante para utilizar en el nivel intermedio es la App Inventor creada por Google, que nos permite crear aplicaciones Android utilizando bloques.

Llegados a este punto podemos decir que el límite está en las ganas de aprender, en la creatividad y curiosidad de las personas, pues herramientas las tenemos todas.

Avanzado ( a partir de 16 años)

Muchos/as os quedaríais pensando qué es eso del Entorno de Desarrollo Integrado, pues es algo que en el nivel avanzado utilizaremos mucho. Llegó el momento de crear software y los IDEs son aplicaciones informáticas que permiten a los programadores escribir su código y crearlo, podríamos decir que es el Open Office de los programadores. Algunos ejemplos serían NetBeans o JetBrain.

ides_programación_vermislab_educación

La lógica de la programación ya la tenemos interiorizada de programar con bloques, algunas palabras clave de lenguajes de programación también, gracias el CodeCombat. Ahora sólo nos queda seguir investigando, buscar en los “diccionarios” de los lenguajes de programación como JavaScript, Phyton, C++, PHP… las palabras claves y funciones y “picar código”, sobre todo, “picar código”.

Podéis ver que a cada herramienta le corresponde una edad mínima para iniciarse, pero nunca una edad para dejar de utilizarla. Todas ellas son válidas también para aprender una vez que somos adultos. ¿Te animas a probarlas? 😀