En estas últimas semanas estamos viviendo una situación excepcional debido a la pandemia causada por el Coronavirus COVID-19 que está afectando a todas y todos. Este es un grave problema que está cambiando nuestro modo de vida y provocando problemas de salud, económicos, miedos e incertidumbre.Ante esta situación se ha escuchado más que nunca la palabra maker, todos los medios e internet son testigos de que existen unas personas llamadas makers, que ante el problema se han puesto a trabajar para ayudar a mejorar la situación.

Hemos visto cómo grupos de makers y otros colectivos, lejos de quedarse con las manos cruzadas, se han unido para crear plataformas de colaboración con el objetivo de desarrollar soluciones y ayudar al sistema público de salud. Esto es posible gracias a la filosofía colaborativa y de código abierto (open source) que siguen los makers, que permite una innovación rápida al realizarse cientos de iteraciones diarias en la mejora de los proyectos. Pero si queréis saber más aquí os dejamos algunas de las iniciativas destacadas:

El foro A.I.R.E, creado por David Cuartielles, co-fundador de Arduino, y César García, de Maker Space Madrid, en el que existen diferentes grupos trabajando en todo tipo de máquinas, apps y equipamiento en general.

Grupos de makers de toda España, Europa, como Joshep Prusa, y de todo el mundo han creado desde protectores, mascarillas, respiradores, sistemas de telemetría de oxígeno en sangre, calefactores o válvulas entre otros. Son tantos que no podemos mencionarlos/as a todos/As, pero por si os entra curiosidad algunos de ellos/as son: Coronavirus makers, Covid Euskadi, Resistencia Team, Makers Asturias, Lupeón o Makergal 3D.

Y, por supuesto, aquí tenéis algunos de los muchos proyectos que han salido de estos/as makers 😀

Fuente: Makers de Madrid contra el coronavirus

Fuente: Hipertextual

Fuente: TeleMadrid


Fuente: Innovadores, La Razón

Además se han creado plataformas para facilitar el proceso de intercambio entre “creadores” y las personas/empresas/instituciones que necesitan ese material. Nosotros hemos aportado nuestro granito de arena desarrollando, junto a otras empresas gallegas, Cooperavirus.

Una de las cosas más importantes ha sido la rapidez de actuación, lo que ha acelerado la velocidad con la que las empresas se han unido al movimiento, consiguiendo pasar a producción industrial muchas de las ideas desarrolladas por los makers.

Con todo ello ahora mismo se ha generado una cadena solidaria en la que se han involucrado un gran número de empresas, asociaciones, centros escolares y particulares. Todo esto demuestra unos valores asociados al Movimiento Maker que trascienden la técnica y llegan a la parte humana, la mentalidad colaborativa y de resolución de problemas o la cooperación, entre otras.

Es por todo ello y mucho más que en VermisLAB no nos limitamos a enseñar robótica a los niños y niñas que vienen a nuestras actividades. Realmente creemos que es muy importante darles un enfoque que aporte valor a lo que hacen y que vean su utilidad. Nos gusta enseñarles la cultura del Movimiento Maker y enseñarles una manera diferente de pensar, de cómo enfrentarse a los problemas, trabajar en equipo, compartir conocimiento y desarrollar proyectos que mejoran el mundo. Continuaremos haciéndolo pues sabemos que muchos de ellos harán proyectos en el futuro que mejorarán este maravilloso planeta en el que vivimos.

Ya, por último, queremos dar un enorme aplauso a toda la comunidad maker por el trabajo realizado y que se continúa haciendo. Se han salvado muchas vidas gracias a vosotros. ¡Enhorabuena! 🙂