Estamos en plena semana de vuelta al trabajo y al colegio. Las fiestas terminaron y toca volver a la rutina y no siempre es un plato de buen gusto. En ocasiones a los/as peques les cuesta volver al cole, por mucho que les guste.

Después de haber pasado unos cuantos días de fiestas, grandes celebraciones familiares, días enteros de juegos y diversión… es normal que los/s niños/as manifiesten cierta irritación, enfado, tristeza o incluso ira. Es normal y debemos dejar que se expresen, pero la clave está en mostrarles todo lo positivo que tiene la vuelta al cole y acompañar esta actitud positiva con una serie de tips que podemos poner en práctica para que se acostumbre rápidamente a las rutinas y horarios habituales:

Consejos para superar la vuelta al cole tras la Navidad

  • Ahora ya estamos en plena vuelta al cole, pero sería interesante que durante todas las vacaciones de Navidad tratásemos de mantener los horarios y rutinas habituales de los/as más pequeños/as. Evidentemente en días como Nochebuena o Fin de año esta rutina se rompe, pero cambiar los horarios dos días frente a diez días de vacaciones ayudará a que los/as peques mantengan cierta estabilidad.
  • El día anterior a la incorporación al cole podemos hablar con los/as peques y tratar de enumerar todas las cosas positivas que tiene la vuelta al cole: volver a ver a amigos y profes, contarnos todo lo que hemos hecho en vacaciones, enseñarnos los juguetes nuevos, volver a jugar en el recreo, etc.
  • Ese mismo día podemos hacer más énfasis en la rutina de sueño e higiene: un baño caliente, un cuento antes de dormir o una película relajante, una cena ligera y evitar juegos en las horas próximas a acostarse. Todo ello facilitará que a la hora de acostarme el/la peque concilie antes el sueño y descanse bien para enfrentarse al primer día de cole tras las vacaciones.

vuelta_al_cole_juegos

  • Al volver del cole es importante que la primera semana o los primeros quince días mantengamos una proporción de tiempo de juego considerable. El juego en los/as niños/as es esencial y más si vienen de un periodo en el que tenían todo el tiempo del mundo para jugar. Estas semanas podemos aprovechar para seguir haciendo actividades como ir al cine, pasar más tiempo en el parque, ir a jugar a casa de los/as amigos/as, preparar alguna comida o cena con invitados en casa…
  • Tampoco hay que preocuparse si los/as peques llevan de nuevo su juguete favorito a clase, su manta de dormir o cualquier otro objeto de aprecio, eso hará que se sienta más consolado/a y seguro/a.
  • Y por último debemos ser un buen ejemplo para ellos/as. Los/as peques aprenden en gran medida por imitación, si nos ven tristes, quejándonos constantemente por volver al trabajo y apesadumbrados por tener que volver a la rutina, ellos/as actuarán del mismo modo.

La vuelta al cole no tiene por qué ser un problema, simplemente debemos estar más atentos/as a las necesidades de los/as peques y a no descontrolarse en exceso durante las vacaciones. El apoyo y el cariño harán que la vuelta al cole tras la Navidad sea todo un éxito 😀