Mucho se ha hablado acerca de la conveniencia o no de que l@s peques vayan a actividades extraescolares. En cierta medida se las ha demonizado y se ha acrecentado el miedo a que l@s niñ@s se estresen ante tantas horas de actividades. Como todo en esta vida en VermisLAB creemos que es cuestión de equilibrio, no debemos pasarnos completando cada hora libre de l@s pequeñ@s con actividades, hay que dejar margen para el juego libre y el descanso. Pero lo que sí tenemos claro es que las actividades extraescolares tienen numerosos beneficios para ellos, si quieres descubrirlos no tienes más que seguir leyendo. 😉

Las actividades extraescolares mejoran el rendimiento académico

prototitpo actividades extraescolares

Diferentes estudios han demostrado que las actividades extraescoalres (bien sean recreativas, cognitivas o que combinen ambas) mejoran el rendimiento académico de l@s niñ@s (Cladellas, Clariana, Badia y Gotzens, 2013). Además, l@s que realizan actividades de estudio, de apoyo o de tipo deportivo y académico se ven especialmente favorecidos (Moriana, Alós, Alcalá, Pino, Herruzo y Ruiz, 2006).

Pero, como decíamos al comienzo, es cuestión de equilibrio, porque si nos pasamos y las actividades conllevan más de 10 horas y media a la semana los resultados serán peores (Cladellas et al., 2013).

Las actividades extraescolares tienen un impacto en el desarrollo cognitivo y social

biotecnologia actividades extraescolares

Y no es que lo digamos nosotros, lo afirman diferentes organismos internacionales como la UNESCO o la OCDE. Concretamente se ha demostrado que la participación en actividades extraescolares hace que niños y niñas mejoren sus habilidades psicosociales como la autoestima o la identidad (González, 2016), además de la competencia social (Molinuevo y Torrúbia, 2008). Además de esto también se ha observado un incremento de las competencias psicoemocionales, mejorando la autopercepción o la seguridad propia (González, 2016).

La participación en actividades extraescolares mejora la salud mental

Aunque la relación es diferente en función de si hablamos de niños o niñas, por norma general la participación en actividades extraescolares mejora la salud mental. En el caso de los chicos mejora las relaciones con los iguales, mientras que en las chicas hay un mayor nivel de salud mental general, mejores competencias a nivel social y mayor rendimiento académico (Molinuevo y Torrúbia, 2008).

Las actividades extraescolares protegen ante conductas de riesgo

robótica actividades extraescolares

Pues así es, que los niños y niñas o adolescentes participen en diferentes actividades extraescolares puede actuar como un factor de protección, es decir, ayuda a que no participen en conductas de riesgo como el consumo de alcohol y otras drogas (González, 2016).

Las actividades extraescolares y la conciliación

Finalmente, aunque no es un beneficio en sí para l@s peques, sí lo es para los papás y mamás que tratan de conciliar su vida laboral y familiar. En este sentido las actividades extraescolares proporcionan un margen de tiempo en el que padres y madres se aseguran de que sus hij@s están seguros y atendidos, a la vez que aprenden y se divierten, mientras continúan sus jornadas laborales.

Consejos para que las actividades extraescolares no resulten estresantes

programación actividades extraescolares

Y si los beneficios no han terminado de convencerte déjanos que te ayudemos a conseguir que la elección de actividades extraescolares no se convierta en un sufrimiento. En primer lugar, como comentamos al comienzo de este post, es importante organizarse y cuadrar bien los horarios, dejando hueco al juego y al descanso. Lo ideal sería poder combinar las actividades a lo largo de la semana para no tener un atracón de actividades en un solo día, así en un mismo día habrá tiempo para ir al colegio, hacer los deberes, participar en actividades extraescolares, jugar, pasar tiempo en familia y descansar.

Y otro punto, tanto o más importante que el anterior, es procurar que las actividades extraescolares motiven a l@s peques, deben ir porque les gusta o les interesa, no como una obligación, ya que de este modo podríamos estar generando estrés. Es importante hablar con ellos y consensuar a qué actividades irán.

Si después de leer todo esto ya tienes claro que quieres apuntar a tu peque a alguna actividad extraescolar en VermisLAB te damos a elegir entre 4: minimakers (a partir de 4 años), biomakers (a partir de 6 años), music makers (a partir de 8 años) o makers (a partir de 8 años), aquí os esperamos! 🙂

 

Referencias bibliográficas:
Cladellas, R., Clariana, M., Badia, M. y Gotzens, C. (2013). Actividades extraescolares y rendimiento académico en alumnos de primaria. European Journal of investigation in Health, Psychology and Education, 3(2), 87-97. Doi: 10.30552/ejihpe.v3i2.38
González, S. (2016). ¿Qué impacto tienen las actividades extraescolares sobre los aprendizajes de los niños y los jóvenes? Recuperado el 4 de septiembre de 2018 de http://www.ivalua.cat/documents/1/20_10_2016_07_42_35_actividadesextraescolares_CA_191016.pdf
Molinuevo, B. y Torrúbia, R. (dir.) (2008) Actividades extraescolares y salud mental: estudio de su relación en población escolar de primaria. Bellaterra: Universitat Autònoma de Barcelona.
Moriana, J. A., Alós, F., Alcalá, R., Pino, M. J., Herruzo, J. y Ruiz, R. (2006). Actividades extraescolares y rendimiento académico en alumnos de educación secundaria. Revista electrónica de investigación psicoeducativa, 4(8), 35-46. Doi: 10.25115/ejrep.v4i8.1179